vss_011_a_pro_jpg

SAI con condensador de Li-Ion

Los cortes de energía, ya sean de unos segundos o hasta de varios minutos, pueden provocar daños, pérdida de producción y aumento de costes en aplicaciones y procesos sensibles a breves periodos de inactividad.
Para asegurar la disponibilidad óptima y la larga duración de las baterías, la fuente de alimentación debe estar protegida por una solución de almacenamiento SAI con:
• Tiempo de recarga muy corto.
• Bajo mantenimiento.
• Supervisión constante.

El SAI con CONDENSADOR DE IÓN-LITIO es la solución innovadora de SAI diseñada específicamente para proteger:
• Aplicaciones que precisan tiempos de autonomía desde unos segundos hasta de varios minutos.
• Procesos sensibles a microinterrupciones frecuentes.
• Aplicaciones en entornos críticos donde no se permiten sustancias peligrosas.
• Aplicaciones con condiciones ambientales severas.

Ventajas

Disponibilidad máxima

• Recarga ultra rápida.
• Escalabilidad de capacidad o redundancia garantizada.
• Construcción a prueba de incendios.

Fiabilidad extrema

• Rendimiento óptimo en todas las condiciones de funcionamiento críticas.
• Sin deterioro por las microinterrupciones frecuentes del proceso.
• Amplio rango de temperaturas de funcionamiento.
• Supervisión celda a celda integrada.

Solución rentable

• Densidad de potencia ultra elevada en un espacio reducido.
• +15 años de vida de servicio.
• Mantenimiento fácil y muy reducido.