Mantenimiento preventivo

appli_724_a-b.jpg

 

Mejora de la fiabilidad y durabilidad de sus equipos de alimentación crítica

sydiv_235_a_sp.jpg

 

La vida de servicio de un SAI depende de varios factores como las especificaciones de la carga (porcentaje, linealidad y variabilidad) y el entorno de funcionamiento (temperatura, humedad, nivel de contaminación).
Para mantener el SAI funcionando con su máximo nivel de eficiencia y evitar paradas con posibles riesgos y daños a las cargas, es fundamental disponer de la experiencia del fabricante a la hora de realizar operaciones periódicas de mantenimiento preventivo.
Esta es la mejor forma de asegurar la fiabilidad de los equipos a largo plazo y la solución más económica para mantener bajo control el coste total de propiedad (TCO).

 

 

 Puntos clave

 • Inspecciones: mecánica, eléctrica, batería
 • Eliminación de polvo / limpieza del equipo
 • Actualizaciones de software
 • Prueba de la electrónica
 • Controles ambientales
 • Comprobación de batería
 • Informe de mantenimiento
 

 Ventajas

 • Ayuda a reducir los fallos del equipo
 • Optimiza la eficiencia operativa
 • Amplía la vida útil del equipo
 • Mejora la disponibilidad del sistema